Image Alt

Visitar Filipinas en 10 días

En Filipinas, para estancias superiores a una semana, es imprescindible conocer la capital. La majestuosidad de Manila, capital de Filipinas, es la que combina, en un mismo ritmo, el concepto de pequeña ciudad y célebre costa. Estando densamente poblada en la isla de Luzón, donde juegan fusionarse la arquitectura colonial española junto a modernos rascacielos.

¡Atención! Gracias a Viajaré a Bali puedes conseguir un descuento del 20% en tu seguro médico de viaje imprescindible.

Qué ver en Filipinas en 3 días

En la Manila Antigua, es referencia Intramuros, ciudad amurallada en la época colonial y eje central de la zona. Alberga la iglesia barroca de San Agustín del siglo dieciséis, y el fuerte Santiago, una célebre ciudadela y antigua prisión militar.

Hacia el norte de Intramuros, se halla Binondo, el barrio chino de Manila, establecido en el siglo dieciséis con amplitud de tiendas y restaurantes. Como centro comercial, que adorna dicho departamento, se encuentra el Parque Rizal, espacio público principal que cuenta con distracciones como estanques, jardines y monumentos que honran a los héroes nacionales.

Aquí tienes las 2 mejores opciones para practicar rafting en Bali

Para los consumidores más intelectuales, amantes de la cultura, Manila exhibe el Museo del Pueblo Filipino, el mismo se enfoca en exposiciones etnográficas y arqueológicas. Igualmente, se encuentra el Museo Metropolitano, donde son representadas muestras de arte contemporáneo. Los edificios modernistas con formas de bloques del Centro Cultural de Filipinas, albergan varias organizaciones de artes escénicas. El Bulevar Roxas es un paseo orlado de palmeras con hoteles, restaurantes y vistas de los famosos crepúsculos.

viajar a Manila en 3 días

La iglesia San Agustín de Manila, es la representación del cristianismo católico en la región. Situada dentro de las murallas históricas de la ciudad, en la zona de Intramuros. Su construcción data a inicios del siglo del dieciséis, es el centro religioso más antiguo de la región. Ninguna edificación más antigua que esta reliquia, ha logrado sobrevivir. Fue declarado monumento histórico para el año mil novecientos setenta y seis. Para mil novecientos noventa y tres, es declarada Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Como distracción perfecta para los amantes del mar, el Parque Oceánico de Manila, es la mejor opción. Este oceanario es propiedad de China Oceanis Philippines Inc, operadora registrada en Singapur, que dirige varios parques temáticos de este estilo en China. Se ubica detrás del Parque Rizal y fue fundado para el año dos mil ocho. Consta de ocho mil metros cuadrados de distracción, contando con un túnel acrílico bajo el agua de veinticinco metros, para el disfrute de la biodiversidad.

Casa Manila, es un museo ubicado en Intramuros, que representa el estilo colonial, propio de la época durante la colonización española. Construido en la década de los ochenta, sigue al pie de la letra la arquitectura ancestral. El Palacio Malacañán, es la casa presidencial de Filipinas, se encuentra ubicado al norte del río Pasig, este complejo es un palacio como tal; adyacente, se encuentra el parque Malacañán, que cuenta con atractivas distracciones, entre ellas un inmenso campo de golf, caminerías, parque y una casa de descanso. Igualmente, se recomienda visitar el Museo Nacional de Filipinas, entre otros.