Image Alt

Idioma de Filipinas

Al hablar sobre el idioma de Filipinas muestra una amplitud poliglota; es un país donde se hablan más de ciento setenta lenguas, la mab yoría de origen malayo-polinesio; siendo únicamente el filipino (tágalo) y el inglés los idiomas oficiales. El tágalo es el idioma hablado tanto en la capital Manila, como en la Isla de Luzón. También se hablan otras lenguas minoritarias, dada la influencia de los conquistadores de distintas regiones, chino, árabe, japonés, malayo, coreano, español, y el resto, lenguas indostánicas.

En cuanto al español, cesó como primera lengua ya hace algunas décadas, salvo por lo que respecta a algunas docenas de familias mestizas de origen español en su gran mayoría. Como segundo o tercer idioma es todavía hablado por bastantes personas de la tercera edad. En cuanto al chabacano, lengua de habla criolla española, dominado por millones de personas en las provincias de Zamboanga, Zamboanga del Norte, Zamboanga Sibugay, Zamboanga del Sur, Basilán, Cavite, Cotabato, Davao y Tawi-Tawi.

Para el año 1593, se funda el primer periódico en idioma español. Una buena fusión de la historia colonial de las Filipinas se escribe en este idioma hasta las postrimerías el siglo veinte. Muchos títulos de tierras, contratos, periódicos y literatura, e incluso nombres propios y apellidos todavía se redactan en español. Hay aproximadamente cinco mil raíces españolas en tagalo y alrededor de seis mil raíces españolas en bisayo y otros dialectos.

¡Atención! Gracias a Viajaré a Bali puedes conseguir un descuento del 20% en tu seguro médico de viaje imprescindible.

Cómo hablan los filipinos

El número de hablantes con capacidad de comunicación en español fluctúa considerablemente. En este orden de ideas, el número de hablantes nativos de español ha decaído desde mediados del siglo veinte, donde se ejerció su mayor influencia, debido a la sistemática política de des-hispanización llevaba a cabo por el sistema colonial norteamericano.

Palabras en filipino

Sin embargo, en los últimos tiempos, se ha observado un ascenso del español como segunda lengua de la educación, al tiempo que su difusión también es promovida en diversos medios, como señal nacional de la identidad filipina. Incluso, en Manila, existen emisoras radiales que mantienen transmisiones en español, con la influencia musical que la variedad de ritmos latinos permite.

Por otro lado, las emisoras locales transmiten en Chabacano, Mindanao es un ejemplo de ello. Hay todavía miembros de la comunidad mestiza hispano-filipina que utiliza el español como lengua del hogar. Más aún, se están registrando casos de una nueva, pero aún reducida, generación de hispanizantes que, a pesar de no ser hispanohablantes nativos, están educando en casa a sus hijos en español.

Print Friendly, PDF & Email