Image Alt

Santo Niño, Filipinas

En Filipinas se aprecia la representación física de un niño, el Salvador mismo, representado materialmente en su infancia, una semilla de esperanza que germinó como toda una religión, el catolicismo filipino. A dicha representación del Niño Jesús, se le concede propiedades milagrosas, razón por la cual ha incentivado a tantos fieles en la región.

La imagen del niño con un atuendo de colores, fue regalado originalmente al rajá de Cebú y su esposa por parte del popular en la nación, Fernando de Magallanes, quien la encontró en una expedición, duró dos décadas en cuidado de los nativos para luego pasar a manos del conquistador Miguel López de Legazpi. Con el tiempo pasó a llamarse Santo Niño de Cebú.

Con la aparición de la figura, se creó una iglesia en su honor, bajo el mismo nombre, allí se encuentra actualmente la imagen del Santo Niño, conservada en una vitrina con vidrios a prueba de bala para el mayor de los cuidados. Cabe destacar que fue el Santo Niño de Cebú fue bendecido por el mismo Papa, Juan Pablo II para el año 1990, se le estima como si fuera el Santo Patrón de Cebú.

¡Atención! Gracias a Viajaré a Bali puedes conseguir un descuento del 20% en tu seguro médico de viaje imprescindible.

Dónde está Santo Niño, Filipinas

Si quieres verlo por tus propios ojos y vivir la experiencia por ti mismo, te diré dónde está Santo Niño, Filipinas, ubicado en la dirección: Pilgrim’s Center, Osmeña Blvd, Cebu City, Cebu, Filipinas, al lado de la capilla con La Cruz de Magallanes y diagonal al ayuntamiento de la ciudad, sin duda, un sitio bastante turístico.

Cómo llegar a Santo Niño, Filipinas

Si quieres conocer el cómo llegar a Santo Niño, Filipinas probabilidades de transporte que posees son las siguientes, con un carro particular, o con un poco de suerte alcanzar un taxi, podrás llegar en 10 minutos.

Del mismo modo, la manera de transportarte que resulta más práctica es el bus, si éstas en Cebú, el centro, puedes tardar unos 9 minutos para poder llegar a la Basílica, pero tienes la opción de ir caminando y te llevará unos buenos 43 minutos, sobre todo si tomas la calle Don Gil Garcia y la Osmeña Blvd.